Sociedad civil y ONG indignadas por abusos policiales en México

Las protestas en Ciudad de México que el 1 de diciembre enmarcaron la asunción del presidente Enrique Peña Nieto provocaron la indignación de la sociedad civil, ONG locales e incluso internacionales por la violencia y arbitrariedad con la que, dijeron, reaccionó la policía.

“La Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal (CDHDF) cuenta con información consistente de 22 casos de personas que fueron detenidas arbitrariamente” por la policía de Ciudad de México, indicó en un comunicado la institución, que además documenta otros cuatro casos de posible tortura.

Cientos de personas marcharon el sábado hacia el Palacio Legislativo en Ciudad de México, donde Peña Nieto, del Partido Revolucionario Institucional que gobernó México hegemónicamente de 1929 a 2000, juramentó su cargo.

El evento degeneró cuando en los alrededores de ese recinto un grupo de personas armadas con tubos, cohetes y bombas Molotov iniciaron una batalla campal contra policías federales, quienes respondieron con gas lacrimógeno y, según dijo un paramédico a la AFP, incluso con disparos de balas de goma.

En el enfrentamiento resultó herido el estudiante de 22 años Juan Uriel Sandoval, quien el jueves salió del Hospital General de la capital mexicana, donde le extirparon un ojo.

“Pido justicia para todos los compañeros que han sido asesinados dentro del movimiento social, pido justicia y libertad para los presos políticos”, dijo Sandoval en silla de ruedas y portando gafas de sol.

El otro herido de gravedad, Juan Francisco Kuy, de 67 años, se encuentra en coma inducido por traumatismo craneoencefálico.

Manuel Mondragón y Kalb, encargado del despacho de la Secretaría de Seguridad Pública federal, dijo este viernes a MVS radio que las heridas de estás personas no provinieron “de armas letales que (los policías) no llevábamos, ni balas de goma, que no se utilizaron”.

El responsable de la seguridad pública señaló que “aparentemente un petardo (vino) del propio grupo beligerante” y consideró que “a los estudiantes buenos que estuvieron haciendo una protesta pacífica (…) se les infiltraron personas con otros propósitos”.

El funcionario, que asumió el cargo el mismo día de las protestas, aseguró que hubo grupos que dirigieron los actos violentos y que ha iniciado una investigación exhaustiva.

“¿Cómo no va haber dirección de grupos si llevaban bombas molotov, petardos llenos de canicas y tuercas e iban embozados? (…) hubo una situación estrictamente dirigida” por parte de algún grupo de manifestantes, añadió Mondragon sin identificar a dicha agrupación

En los últimos días ha crecido la polémica en torno a si la policía usó balas de goma y a la presencia de elementos disfrazados de manifestantes que pudieron provocar la violencia.

Un grupo de reconocidos artistas locales lanzó el jueves un mensaje televisivo de tres minutos. “La violencia ejercida por el Estado no tiene razón de ser en una democracia”, dice, por ejemplo, el actor Héctor Bonilla.

Amnistía Internacional y el movimiento estudiantil mexicano #Yosoy132 denunciaron los abusos policiales y pidieron pesquisas transparentes.

Por su parte; la ONG francesa Reporteros Sin Fronteras denunció que dos fotoperidistas fueron arrestados mientras cubrían la protesta.

Además de las manifestaciones alrededor del Palacio Legislativo, un grupo de personas atacó tiendas, bancos, hoteles de gran turismo e inmuebles en el centro de Ciudad de México, causando daños millonarios.

La policía capitalina detuvo a 96 personas, de las cuales 70 enfrentan cargos penales por “alterar la paz social”, un delito grave que puede significar años de cárcel.

El sitio web de información Aristegui Noticias publicó varios videos de testigos de los hechos. Uno de ellos muestra a un policía atacando por la espalda a un joven que sólo gritaba, mientras en otro policías golpeaban a un anciano que regalaba libros.

A raíz de estos eventos, se formó la “Liga de abogados 1 de diciembre”, que atiende a un 70% de los detenidos. Estos abogados sostienen que “la inmensa mayoría” de los detenidos no estuvieron involucrados en los actos vandálicos.

Además, familiares y abogados de personas arrestadas aseguran que varias ni siquiera participaban de las manifestaciones y fueron detenidas violentamente por policías vestidos de civil, lejos de donde estaban ocurriendo los disturbios.

Cuentan que fueron trasladados en patrullas adonde ocurrían los destrozos, para que uniformados redactaron el acta formal de arresto en esos lugares.

Las protestas dejaron además cerca de un centenar de lesionados. La Cruz Roja dijo que atendió a 76 heridos leves y trasladó a otros 29 a hospitales.

p-89EKCgBk8MZdE.gif

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: