Grecia confunde a zona euro, España no necesita ayuda

LUXEMBURGO (Reuters) – Los ministros de Finanzas de la zona euro y el Fondo Monetario Internacional mantuvieron el lunes un “detallado y robusto” debate sobre Grecia, pero no lograron grandes avances para decidir la mejor manera para que el país se ponga al día en el programa de su rescate.

Los ministros pasaron más de dos horas discutiendo el próximo reporte de la Comisión Europea, el Banco Central Europeo y el FMI -conocidos como la troika- sobre el programa de reducción de deuda de Grecia, en las que surgieron divergencias dentro de la zona euro y con el FMI sobre cómo proceder, dijeron funcionarios.

Si bien Jean-Claude Juncker, presidente de los 17 ministros de finanzas de la zona euro, y la directora gerente del FMI, Christine Lagarde, dijeron que estaban satisfechos con los avances de Atenas, también afirmaron que aún restan cosas por hacer. Habrá nuevas negociaciones una vez que se publique el reporte de la troika, probablemente el próximo mes.

“Fue un debate detallado y robusto”, dijo un funcionario de la zona euro describiendo en términos diplomáticos una reunión que otros dijeron que por momentos fue intensa y finalmente inconcluyente.

Un punto de controversia fue si otorgar a Atenas hasta dos año más para cumplir con sus metas de presupuesto y otro tipo. Mientras el FMI está a favor de una mayor libertad de acción, países como Holanda y Finlandia tienen preocupaciones sobre una oferta de más tiempo.

“Nos alegró saber que se había logrado avances sustanciales en las últimas semanas”, dijo Juncker a periodistas después de una reunión de cinco horas en la que también se discutió sobre Portugal, España, Chipre y temas relacionados con una supervisión bancaria más estricta en la zona euro.

“Pedimos a la troika y a Grecia que concluyeran sus negociaciones y acordaran sobre formas para cerrar la brecha fiscal del 2013 y 2014 lo antes posible”, declaró, agregando que antes de que se pueda pagar más dinero a Grecia, se necesita “demostrar su fuerte compromiso” con su programa de austeridad.

En marzo, la troika acordaron 89 “acciones previas” que Grecia debe adoptar para reducir su déficit de presupuesto y modernizar su economía. La mayoría se ha logrado, pero Juncker dijo que Atenas ahora tiene hasta el 18 de octubre para completar la tarea.

“Desde luego, seguiremos observando la situación de cerca y estamos listos para volver a reunirnos una vez que el proceso de revisión de la troika se haya completado”, sostuvo.

Lagarde también adoptó un tono positivo, diciendo que Grecia claramente había redoblado sus esfuerzos, pero agregó que se necesitan nuevos pasos si el país va a reducir su deuda desde cerca de un 170 por ciento del PIB a un nivel manejable.

“Es necesario hacer más en todos los frentes, fiscal, reformas estructurales, financiamiento, deuda, claramente estaremos trabajando en eso”, sostuvo, agregando que las discusiones continuarían en una cumbre del G7 y una reunión anual del FMI en Tokio más adelante esta semana.

ESPAÑA NO NECESITA RESCATE

Mientras Grecia, el país donde comenzó la crisis de deuda de la zona euro hace casi tres años, sigue siendo el enigma más complicado por resolver y quizás la mayor fuente de contagio de riesgo para la región, España es un problema que se está agravando.

La zona euro ya ha separado 100.000 millones de euros para que España recapitalice sus bancos, de los que cerca de 40.000 millones dólares serían utilizados en las próximas semanas, pero también existen expectativas en los mercados financieros de que Madrid deba solicitar un rescate gubernamental en las próximas semanas o meses.

El ministro de Finanzas de Alemania, Wolfgang Schaeuble, dijo a su llegada a la reunión en Luxemburgo que Madrid había dejado en claro que no quería asistencia, un mensaje reiterado por otros ministros.

Pero el presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy, ha dicho que podría tener que pedir ayuda si los costos de endeudamiento del país siguen muy altos por mucho tiempo.

El rendimiento de los bonos a 10 años de España actualmente ronda un manejable 5,75 por ciento, un nivel sostenible para el Gobierno. Rendimientos por sobre el 6 por ciento en un período sostenido podría forzar un pedido de ayuda.

“Creo que debemos hacer frente a la solicitud cuando se produzca, pero por ahora el Gobierno español está emprendiendo reformas que van por el camino correcto”, dijo el ministro de Finanzas de Luxemburgo, Luc Frieden, al llegar a la reunión.

Juncker dijo que no hubo discusiones sobre que España necesitara un rescate soberano además de la ayuda a sus bancos.

Además de las necesidades financieras de España, la reunión del lunes también discutió las metas de presupuesto presentadas por Madrid el mes pasado, los cuales aún deben ser refrendadas por la Comisión Europea.

La comisión publicará su pronóstico económico semestral el 7 de noviembre y algunas autoridades han dicho que puede concluir que España no cumplirá los objetivos de su presupuesto, que se basa en una contracción de la economía de solo un 0,5 por ciento para el año próximo.

El pronóstico del FMI de una contracción de la economía española del 1,2 por ciento podría ser revisado todavía más a la baja el martes.

Con los países de la zona euro involucrados en un largo proceso de tratar de definir la mejor manera de poner a punto la unión monetaria que los liga, las reuniones de los ministros de finanzas incluyen discusiones cada vez más amplias en lugar de toma de decisiones específicas.

No obstante, la única acción efectiva adoptada el lunes fue la puesta en marcha del Mecanismo Europeo de Estabilidad (MEDE), dotado de 500.000 millones de euros y que servirá como mecanismo de rescate para los 17 países del bloque monetario.

El MEDE, que sustituye al temporal Fondo Europeo de Estabilidad Financiera (FEEF), será usado para prestar fondos a los países con problemas financieros, a cambio de estrictas reformas fiscales y estructurales que buscan encarrilar nuevamente a las economías que perdieron la confianza de los inversores.

“El comienzo del MEDE marca un hito histórico en la forma del futuro de la unión monetaria europea”, dijo el jefe ejecutivo del fondo, Klaus Regling, a periodistas.

“El área euro ahora está equipada con un cortafuegos efectivo y permanente, que desde luego es un componente crucial de nuestra estrategia para garantizar la estabilidad financiera en la zona euro”, agregó.

La capacidad de préstamo del fondo se basará en un capital aportado de 80.000 millones de euros y un capital accesible de 620.000 millones de euros, contra el cual el MEDE se endeudará en el mercado para prestar a los gobiernos que no pueden financiarse en los mercados como antes.

Desde el lunes tiene una capacidad de 200.000 millones de euros. El fondo alcanzará gradualmente su capacidad plena hacia el 2014.

(Reporte adicional de Eva Kuehnen, Annika Briedthardt, John O’Donnell, Leigh Thomas y Luke Baker en Luxemburgo, escrito por Luke Baker. Editado por Hernán García y Ricardo Figueroa)

p-89EKCgBk8MZdE.gif

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: