¿Qué es la línea de crédito flexible que negocia Banxico con el FMI?

Hace unos días el gobernador del Banco de México, Agustín Carstens, confirmó que la institución se encuentra negociando con el Fondo Monetario Internacional (FMI) la renovación de una línea de crédito flexible por 75.000 millones de dólares. De acuerdo a sus estimaciones, esto podría quedar resuelto en el próximo mes, antes de que Peña Nieto llegue a la Presidencia.

Y antes de que se confirme el hecho y de que muchos se desgarren las vestiduras diciendo que ya empezó a contratarse una enorme deuda e inició una debacle económica patrocinada por el cambio sexenal, hay que explicar bien qué es lo que está pasando.

Carstens, Meade, Lagarde

El Fondo Monetario Internacional fue creado en 1944 por 44 países en un esfuerzo de cooperación internacional para evitar los círculos viciosos que contribuyeron a profundizar la Gran Depresión de los años treinta. De esta manera, su principal objetivo es “asegurar la estabilidad del sistema monetario internacional”; además, en últimas fechas se ha buscado incluir en su mandato la prevención y respuesta a crisis, así como la estabilidad de las reservas de los países miembros.

Para lograr sus objetivos, uno de los instrumentos con los que cuenta el Fondo es el otorgamiento de financiamiento a países que necesitan corregir problemas con su balanza de pagos; es decir, ls transacciones monetarias de un país con el resto del mundo.

Para un ejemplo práctico sería bueno voltear a ver a Grecia, una nación severamente endeudada que necesita pagar a quienes debe, pero no cuenta con los recursos necesarios. El FMI (junto con otros organismos, en este caso) pueden financiar al país para que cumpla con estos pagos a cambio de que el gobierno lleve a cabo ciertas reformas que garanticen que en el largo plazo el desajuste se corregirá.

¿Entonces esta negociación de México con el FMI significa que podríamos ser el siguiente drama griego? Definitivamente no.

La Línea de Crédito Flexible (LCF) que renegocia el Banco de México es uno de los instrumentos que el FMI tiene como medidas de prevención, incentivando a los países a tener garantizado un monto de asistencia para el eventual caso de que se necesita y no implica una deuda adquirida con el organismo. Funciona como nuestras tarjetas de crédito; tenemos el plástico disponible en nuestra cartera con cierto límite o línea de crédito, el cual se convertirá en deuda hasta el momento de ser utilizada.

¿Pues no que estábamos muy bien macroeconómicamente hablando? Sí, precisamente la LCF que otorga el FMI es un reconocimiento y voto de confianza a la situación de un país, ya que los tres principales puntos que se consideran para habilitarla son:

  • Variables económicas fundamentales y marcos institucionales de política económica muy firmes.
  • La aplicación e historial sostenido de políticas muy sólidas.
  • Compromiso de seguir aplicando estas políticas en el futuro

Además, el país debe contar con una posición externa sostenible, flujos de capitales principalmente extranjeros, un nivel de reservas holgado, finanzas públicas sólidas, inflación baja y estable, inexistencia de problemas de solvencia bancaria, supervisión eficaz del sector financiero, e integridad y transparencia de los datos.

Así que más que preocuparnos la negociación de este instrumento con el FMI, debemos confiar en que el manejo de la política económica y las finanzas públicas en el próximo sexenio continuará siendo estable; esto, desde mi punto de vista, es de lo mejor que nos deja el PAN después de 12 años.

Imagen: Fotopedia

p-89EKCgBk8MZdE.gif

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: