50 años de Bond, James Bond

CIUDAD DE MÉXICO, 5 de octubre.- Hoy es un día de fiesta para el séptimo arte, que brindará con martinis por el cumpleaños número 50 del agente secreto más famoso y con más estilo de la historia: James Bond, quien a medio siglo de llegar en un Aston Martin a la pantalla grande luce más saludable, desafiante e intrépido que nunca.

La celebración de este icono de la acción y la intriga incluye el lanzamiento de la colección Bond 50, con las 22 películas editadas por primera vez en formato Blu-ray y el estreno de su más reciente aventura: Skyfall, programado para el 2 de noviembre con la actuación estelar de Daniel Craig, el sexto Bond de la historia.

Bond se ha convertido no sólo en un emblema del cine, sino también de la cultura británica, como quedó demostrado durante la inauguración de los pasados Juegos Olímpicos de Londres, en la que el agente escoltó a la reina Isabel II desde su salida del Palacio de Buckingham hasta el estadio Olímpico, sobre el que aterrizaron luego de saltar con paracaídas desde un helicóptero.

La historia del Agente 007, envidiado por su galanura, inteligencia, manejo de armas y por supuesto sus affairs con las chicas Bond, comenzó a escribirse en la casa que Ian Fleming tenía en Jamaica, donde en 1952 dio forma a lo que se convertiría en la primera novela de la saga: Casino Royale, que relataba las aventuras de un agente encubierto con “licencia para matar” afiliado al Servicio Secreto de Inteligencia Británico (MI6).

Cuenta la leyenda que en plena Guerra Fría, durante unas vacaciones en la isla caribeña, Fleming tuvo la brillante idea de convertir sus experiencias en la Naval Intelligence Division en una emocionante historia de espionaje, protagonizada por un agente que fuera irresistible para las mujeres y todo un modelo a seguir para los hombres.

“Lo llamé James Bond porque buscaba el nombre más simple, sencillo y de sonido plano que pudiera encontrar.

“Podrían suceder cosas exóticas con él y a su alrededor, pero él sería una figura neutral; un anónimo y franco instrumento, empuñado por un Departamento del Gobierno”, relató en alguna ocasión el propio Fleming, quien fichó al agente con el número 007 del Servicio Secreto de Inteligencia británica.

Fleming también le puso los enemigos más feroces, que se adaptaban según el momento bélico que privara en el mundo en ese momento.

Algunos de los más memorables son el Dr. No, Auric Goldfinger, Dr. Kananga, General Georgi Koskov, Dominic Greene, Le Chiffre y próximamente, Javier Bardem, quien encarnará al portugués Raoul Silva en Skyfall.

La conexión entre el personaje y el público fue inmediata, pues su estilo de vida, astucia, trato con las mujeres y manejo de armas, lo convirtieron en el favorito de chicos, grandes, de hombres y mujeres por igual, quienes veían algunas de sus aspiraciones reflejadas en la figura del detective.

Pero tuvieron que pasar casi diez años para que la saga de Fleming fuera llevada al cine, aunque antes tuvo un breve paso por el cómic a manera de tiras publicadas a partir de 1960 en The Daily Express, con dibujos realizador primero por John McLusky y más tarde por Horak.

El satánico Dr. No se convirtió en la primera adaptación cinematográfica del personaje, realizada por EON Producciones y estrenada un día como hoy, pero de 1962, teniendo a Sean Connery como protagonista.

El actor escocés, que entonces disfrutaba de uno de los mejores momentos de su carrera y lucía un físico envidiable, fue elegido tras un riguroso proceso de casting en el que solamente participaron actores de origen británico.

El proyecto rindió frutos casi de inmediato, y la película, que contiene una memorable secuencia con Ursula Andress emergiendo del mar en diminuto bikini, fue todo un suceso en taquilla, al reunir 59 millones 600 mil dólares, con una inversión que apenas superaba un millón.

La fórmula Connery volvió a funcionar en De Rusia con amor (1963), James Bond contra Goldfinger (1964), Operación trueno (1965), Sólo se vive dos veces (1967) y Los diamantes son eternos (1971), con la que la franquicia contabilizó 729 millones de dólares.

En el inter, George Lazenby estelarizó Al servicio secreto de su majestad, en 1969, tras lo que el personaje le fue “devuelto” a Connery, que en 1973 fue sustituido por Roger Moore para Vive y deja morir.

Moore retuvo el personaje por poco más de una década, de 1973 a 1985, dejando una huella indeleble en la saga gracias a cintas como Vive y deja morir (1973), El hombre con la pistola dorada (1974), La espía que me amó (1977), Moonraker 007: Misión espacial (1979), Sólo para tus ojos (1981), Octopussy: 007 contra las chicas mortales (1983) y 007: En la mira de los asesinos(1985), logrando una recaudación total de 565 millones de dólares.

Después llegó el turno de T imothy Dalton, que con sólo dos películas (007: Su nombre es peligro, 1987) y Con licencia para matar (1989), vendió boletos de cine por 342 millones de dólares.

En plena década de los 90, los estudios MGM decidieron renovar al agente encubierto y buscaron directores más intrépidos y establecidos en el cine de acción, lo que combinaron con la presencia, estilo y elegancia de Pierce Brosnan.

En siete años rodó Goldeneye: el regreso del agente 007 (1995), El mañana nunca muere (1997), El mundo no es suficiente (1999) y Otro día para morir, que ingresaron 524.7 millones de dólares.

Esa tendencia innovadora continuó con la elección de Daniel Craig como el nuevo 007, quien posee un mayor rango actoral y quizá una galanura menos clásica que sus predecesores.

La mancuerna, con tan sólo dos entregas (Casino Royale, 2006 y Quantum of Solace 2008) ha redituado en 663 millones de dólares, cifra que aumentará a partir del 2 de noviembre, cuando se estrene su más reciente entrega: Skyfall.

En la cinta número 23 de la saga, protagonizada por Craig, Judi Dench, Javier Bardem, Ralph Fiennes y la modelo francesa Bérénice Marlohe como la nueva chica Bond, el agente deberá encontrar y destruir a quien intenta matarlo, no importa si el costo es personal.

“Queríamos hacer la mejor película de Bond que pudiéramos. Hay mucho que celebrar este año, mucha tradición qué seguir y honrar”, mencionó hace unas semanas Daniel Craig durante una videoconferencia, en la que también se le preguntó hasta cuándo estará metido en la piel del agente. “Supongo que mientras me quede el traje”, respondió con la confianza que le da el estar confirmado al menos para las siguientes dos películas de Bond.

No se puede hablar de la historia del 007 sin mencionar a Metro- Goldwyn-Mayer Inc. (MGM), el estudio que tras décadas de éxitos y bonanza, se declaró en bancarrota el 30 de junio de 2010, tras no poder pagar una deuda de 3 mil 500 millones de dólares.

Fue entonces que una serie de compañías, encabezadas por Sony Pictures Entertainment adquirieron al estudio (incluyendo su catálogo, edificios y proyectos), y lo dejaron en manos de Gary Barber y Roger Birnbaum, quienes restablecieron la producción televisiva y desmantelaron la división de distribución, dejando esa encomienda a Columbia Pictures, también propiedad de Sony.

Ahora MGM está en espera de que Bond y Skyfall impulsen su planeada cotización en Bolsa de Valores, lo que le permitiría contar con dinero fresco y nuevos inversores, lo que la sumaría a un selecto club de productores cinematográficos independientes que cotizan en los mercados.

La multimillonaria producción es una de las más esperadas del año por la dirección de Sam Mendes (Belleza americana), la inclusión de Javier Bardem como Raoul Silva, el villano central, el tema principal interpretado por Adele y la sensualidad de Bérénice Marlohe, la nueva chica Bond.

Síguenos en Twitter en @Funcion_Exc

hch

p-89EKCgBk8MZdE.gif

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: