El primer retrato de Banksy: una visita al EZLN para un partido de fútbol

El artista urbano Banksy es uno de los personajes más reconocidos en el ámbito de la protesta y el activismo político. Sus pintadas por todo el mundo son famosas por su peculiar humor satírico y su estilo distintivo en esténcil. El graffiti de Banksy es recordado no sólo por su duro mensaje político, sino también considerado como de alto valor artístico. Curiosamente, no se sabe mucho de él: es conocido que nació en Bristol, Inglaterra; pero su edad y su identidad (tanto su nombre como su apariencia) son un misterio. Bueno, hasta ahora.

Esta fotografía, en la que se ve a Banksy pintando una pared con motivos zapatistas, fue tomada en México entre 2001. La imagen ha sido publicada en el libro Freedom Through Football: The Story of the Easton Cowboys and Cowgirls. Resulta que el artista formaba parte del equipo de fútbol amateur Easton Cowboys and Cowgirls, el cual se dedica a viajar por el mundo para jugar con escuadras de comunidades marginadas.

En 2001, Banksy era portero del equipo -uno muy bueno, según relatan-. En el marco del 20 aniversario de su club, viajaron a Chiapas para sostener un par de encuentros amistosos con el Ejército Nacional de Liberación Zapatista (EZLN). En territorio mexicano, el artista aprovechó para dejar un par de murales en la zona.

De acuerdo con Will Simpson, actual secretario del Easton Cowboys and Cowgirls, el viaje se produjo cuando Banksy tenía entre 27 y 28 años (lo cual pondría su edad actual entre los 38 y 39). Su rostro ha sido alterado en las fotografías para no revelar su identidad real. Por cierto, el activista inglés aún apoya a su viejo equipo, donándoles hasta 100 mil libras y parte de su trabajo para recaudar fondos.

Curiosamente, la anécdota de Banksy no es la única del EZLN relacionada con el fútbol. Es bien conocido que este deporte es el más popular entre el ejército zapatista. Su primer partido “oficial” se dio contra un equipo de ex futbolistas, dirigido por Javier Aguirre -en ese entonces, técnico de Pachuca-, en el que los insurgentes llegaron a jugar con botas militares (“tuvimos que prestarles zapatos”, recuerda Aguirre) y se negaron a retirarse el pasamontañas durante el encuentro.

Otra historía del EZLN relacionada con el fútbol se dio con el Inter de Milán. Cuentan que el subcomandante Marcos redactó una carta a Massimo Moratti, dirigente del club, para retarlo formalmente a un partido. El reto llegó a oídos del jugador argentino Javier Zanetti, quien sostiene la Fundación Pupi en su país natal, dedicada a atender personas en extrema pobreza y con una clara inclinación indigenista. Tras un ataque al sistema de agua en Zinacatlán en 2004, Zanetti convenció a miembros del equipo de donar el dinero. Una delegación del equipo italiano viajó a Chiapas para regalarles camisetas, balones, zapatos y un cheque por cinco mil euros.

p-89EKCgBk8MZdE.gif

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: